Alex Bobadilla

Post's
Solo con la perspectiva que nos brindan los años pude hacer esta reflexión personal que quiero compartirte en tanto hablemos de los negocios multinivel en contexto que la mayoría de nosotros hacemos en nuestros países pero que no solemos pensarlo de esta forma. Hoy quiero que pensemos juntos en lo que hacemos y que es lo que verdaderamente representa para muchos emprendedores que ven en las oportunidades que ofrecen las empresas de network marketing una forma de vida y un estilo de transitar la época pero de la que usualmente somos más bien cómplices  ideológicos y no tan concientes de sus implicaciones.

Uno siempre es  -en cierta forma-  cómplice, heredero y catalizador de sus contextos aunque esto no suele decirse cuando se hablan de negocios multinivel porque parece entrar en contradicción con el lugar de liderazgo, éxito y globalización que se proponen desde las diferentes empresas de mlm que operan en todo el mundo. Esto es especialmente interesante de reconocer porque justamente uno de los ideales del pensamiento posmoderno focaliza en el tener por sobre el ser con un ideal de superación personal consumista ignorando la historia y el núcleo social de donde provenimos.

El ideal de  exitismo personal que se propician como una de las máximas aspiraciones de los nuevos multinivelistas en la mayoría de las encuentros corporativos  que se realizan alrededor de todo el mundo no es solo la impronta de las compañías multinivel sino que es una aspiración instaurada desde un plano mucho más amplio que tiene sus orígenes y consecuencias en los contextos sociales en donde vivimos la mayoría de los que nos hayamos inmersos en el paradigma del capitalismo y el libre mercado. El problema que quiero tratar de ubicar no es el capitalismo como paradigma político-económico sino la exacerbación de antivalores éticos que son producto de la posmodernidad y que tienen una fuerte impronta neoliberal instaurada en prácticas cotidianas y valores individualistas por sobre el olvido social que caracterizan a estos antivalores.

Para ponerlo en términos simples me gustaría que hagas  una comparación sencilla pero tremendamente esclarecedora. Piensa en el estilo de vida, de familia y que era aquello realmente importante en la generación de tus abuelos. Al comparar una o dos generaciones previas con la actual podemos notar muchas cuestiones que más que melancólicas son ahora casi espejismos morales acerca de aquello esperable de un hombre, de la organización familiar, el trabajo y lo que podríamos pensar como rasgos de pertenencia a una sociedad en particular.
Nuestros padres y abuelos vivieron épocas marcadamente distintas a la nuestra y el concepto de ubicación y globalización ha cambiado tanto más por el auge de la tecnología como de los bienes de consumo.  Hoy el mercado homogeniza sociedades, inhibe valores que no le son útiles al paradigma y recorta aspectos de las personas que les permitan aspirar a un modo de vida ideal (no siempre posible pero si prometido) de tal forma que puedan caer seducidos por las mieles del exitismo, la individualidad, la frivolidad, la inmediatez y “el futuro” más que por el reconocimiento del ser en comunidad, lo reflexivo, la perseverancia dignificadora del tiempo y el presente en plural.

Aspirar a ganar millones de dólares no está mal, de hecho seguiré pensando por mucho tiempo más que los negocios de network marketing son uno de los pocos modelos comprobados para que una persona común logre en pocos años libertad financiera, pero eso no quiere decir que se deban relegar las otras dimensiones del ser ciudadano a cambio de ideales exitistas que cieguen auténticos valores que vayan más allá del beneficio económico personal.

Tal vez la única crítica que puedo hacer a algunos representantes de negocios multinivel tenga relación con el tipo de valores que mercadean casi como bienes de consumo y no como un desarrollo de la conciencia social. “El exitismo personal, para qué?”. Esa sería la pregunta de fondo.

Caemos en una tentación constante de equiparar valores de mercado con valores personales que no necesariamente deben ser los mismos pero que terminan instalándose en el discurso de los distribuidores de productos de multinivel a causa de ese necesario olvido de sus contextos que de otra forma los obligaría a reconocerse como causa y efecto de dinámicas sociales fragmentadoras de esos ideales que tanto pregonan porque llenarse la boca de un discurso de millonarios  y encerarrarse en una mansión no va a evitar que aquellos mismos miembros menos favorecidos de la sociedad  que no pudieron alcanzar ese estilo de vida los roben, los maten o los violenten de formas que solo el rencor sospecha.

El origen de la vida en sociedad y de los valores que circulan en ellas no son meros caprichos ciudadanos, son base y estructura de la convivencia armónica que los posmodernos (en su sentido peyorativo) y los millennials olvidan frecuentemente cuando toman modelos de negocios cargados de todos los tintes del hiperindividualismo comercial o los valores propios del consumismo sobre el cual justifican sus propuestas y adhieren a cuasivalores sin trascendencia real para un sentido de la vida social.

Me animé a escribir este post como forma de reflexión en voz alta y porque quiero que entendamos que lo que hacemos tiene implicancias que refuerzan formas de vida que se dan por naturales y que en realidad no tienen en absoluto nada de ellas. Lo que pasa en nuestras sociedades no nos debería ser indiferente porque el riesgo está en creer que la realidad de los desdichados se suprime con nuestro éxito personal y nada más errado que eso, nada más penoso que sus consecuencias inevitables.

Hacer el mejor negocio del mundo no te exime de replantearte un rol activo en tu sociedad y de cuestionarte los valores que a lo mejor no sabes que promueves o que crees que son “perfectos” e ideales para todos.  Lo que elijes hacer define no solo tu rumbo personal sino que permite que  otras realidades sigan proliferando o se instalen como opción en nuestros países, ese es el sentido de pensarte como un catalizador social en una época donde todos tienen las mismas aspiraciones, y en palabras de los de Radiohead, eso es lo que nos diferencia de ser Creep… 
Estaba  a punto de empezar a redactar el post que escribo todos años sobre las mejores compañías de multinivel que se perfilan para estos meses y de pronto surgió en mi una necesidad un poco más urgente de tener que pensar sobre esta extraña relación que aparecen en muchos afiliados de redes de mercadeo que se parece desgraciadamente a la dependencia emocional que se expresa en los enamorados desahuciados que buscan caridad de amor.

Si pensamos en el amor, que por cierto es un tema bastante infinito debido a la polisemia de sentidos que todos podríamos darle, nos aparecen imágenes recurrentes que siempre parecen estar en un precipio cercado entre la locura y la sabiduría que solo en perspectiva podemos ver el acontecer de los sucesos que más tarde podemos llamar como cariñosos, inconmensurables, honestos, vergonzosos, pendencieros o utilitarios.

El amor es ante todo un descubrimiento que parece ir de la mano con la incertidumbre del que cree pero paro pisa arenas movedizas, y aunque es natural que así sea, muchos amantes erigen sus casas sobre esos pantanosos sitios pensando que es ahí donde yace su morada más sincera, cuando todos sabemos que lo ´único que puede vivir en los pantanos son las serpientes ariscas y los llantos de cocodrilos.

En el modelo de los multinivel aparecen cada tanto referencias muy similares que extrañamente se parecen a la situación caritativo-dependiente de los que mendigan un amor tan desproporcionado como inaudito hacia sus malos prospectos.

En la canción de Ed Sheeran “Give me love” -dejo este cover que me gustó-  hay un pasaje que dice:

“…Give me love like never before
'Cause lately I've been craving more
And it's been a while but I still feel the same
Maybe I should let you go…”

En español:
“…Dame amor como nunca antes
Porque últimamente he estado anhelando más
Y ha pasado un tiempo pero sigo sintiendo lo mismo
Quizas debería dejarte ir…”

Creo que ahí está un poco de lo que decía antes sobre aquello que el enamorado no advierte pues esta cegado en su sentimiento y esa espiral de la repetición es lo que tanto se le parece al afiliado de empresas de multinivel que persigue prospectos por doquier mendigando atención que esas personas que al no tener experiencia en negocios ni franco interés en un modelo como el de las redes de mercadeo, escapan despavoridos mientras son perseguidos por los malos reclutadores que tratan de hacer de su plan de compensación una carta de amor sin código… postal.

Hablar de amor es, muchas veces,  hablar de historias repetidas. Hablar de hacer multinivel a veces también lo es, pero puede no serlo si primero nos quitamos las vendas en cuanto a estrategias de prospección nos referimos. Esa es la parte en la que el mendigo se convierte en líder (de eso hablo aqui), un camino lento tanto como sinuoso pero de aspiraciones que contienen en sí la misma fe del inicio pero pisando en un terreno ya no tan pantanoso, como fue ese primer momento de la ceguera que provoca el encandilamiento del primer y descontrolado amor.

Pasar de un primer momento de encuentro amoroso a uno de entendimiento a veces toma años, estamos dispuestos y atentos a ello?. Yo creo que muchas veces lo nuevo como en el amor mismo nos toma por sorpresa y mientras el momentum acontece se suceden un ir y venir de incertidumbres que tomamos cual certezas pero que no son sino pasos en un necesario proceso que nos somete a sufrimientos y aprendizajes que no vamos a valorar en su justa medida tan rápido como pensamos.

Podríamos pensarlo también en los términos de Sam Smith con su canción “I’m not the only one”:


Esta canción me gusta porque no solo habla de un mal amor sino del sufrimiento por el apego a lo perdido, a un pseudo-amor podríamos decir,  la mitad de un todo más bien patológico. Algo que por cierto, es tristemente común entre personas que prefieren la mitad de lo conocido que el temor a responsabilizarse de sus propias decisiones y el entendimiento de su pasado. Sin embargo lo realmente  útil para los emprendedores de multinivel es la trágica similaridad que la propuesta de negocio imprime y el tiempo personal que no es exclusividad del prospectador sino del emprendedor que puede no estar dispuesto o simplemente no tenga como prioridad enfocarse con la suficiente dedicación que demanda un negocio como las redes de network marketing y la distribución de productos. Es por esto que este tipo de negocios no es para todos, sino para aquellos que puedan reconocer en lo que se están metiendo y hacerse cargo de lo que implica emprender. No hablamos de un amor pasajero, eso está claro, aunque todavía muchos tratan a sus propuestas como amores de verano.  

Este post es inconcluso por donde lo quieras ver, lo sé. No soy un especialista en el amor y aún no he podido encontrar una persona que genuinamente pueda decir que es, aunque si hay gente que ama para bien, honestamente y de  manera incondicional. 
Lo que podríamos aprender de ellos es que el devenir de las redes de mlm esta ciertamente ligado a una fe inquebrantable que no puede ser usada tan azarosamente como las flechas de Cupido sino en base a una estrategia que atraviese a los indicados y dispuestos, que como nosotros buscan un entendimiento profundo, que se alcanza con la experiencia del tiempo,  y un aprendizaje basado en la cooperación más que en el apego y la caridad emocional.


Amar y hacer redes se parecen en tantas otras cosas, pero definitivamente nadie debería mendigar amor sino construirlo. 



P.D.: Puedes recomendarme tu empresa para la lista de mejores empresas de mlm de 2017...
Estamos empezando un nuevo año y eso no es poco. Hay personas que cuando hacen un balance del año anterior no lo hacen con la conciencia puesta en la realidad sino que solo lo hacen como una declaración de deseos que se piensan como abstracciones que van a “sucederse” como por arte de magia en “algún” momento.
Suelo escuchar declaraciones de algunas personas como por ejemplo:  “este será mi año” o “voy a lograr todo lo que quiera en este nuevo año” cuando en realidad ni siquiera están dispuestas a planificar como lo van a hacer o que es lo que realmente quieren lograr y eso los lleva a repetir conductas y actitudes ante situaciones de oportunidad y también de fracaso, que ya usaron en años anteriores, sin revisarlas.

Lo trágico de hacer declaraciones de deseos y motivaciones es que se quedan en ese punto, no van más allá de eso y creo que es ahí donde debemos animarnos a indagar sobre que estamos haciendo con aquello que decimos que queremos pero   que nunca alcanzamos. Ojo que esto ocurre no solo a nivel profesional y laboral sino que también ocurre a nivel de pareja o de relaciones interpersonales, con los hijos por ejemplo. Los deseos pueden ser puros, sinceros y ambiciosos, es justo que lo sean, pero debemos poder convertirlos en metas.

Las metas son algo más que una declaración de deseo, implican un escalón más arriba. Tener metas claras es aunar el deseo a un plan. El establecimiento de una meta te permitirá crear una visión fuerte, clara y fundamentalmente POSIBLE de lograr aquello que en un principio comenzó como un deseo o un sueño.

La planificación de eso que queremos lograr tiene que tener pequeños objetivos mensuales, semanales y diarios. No exagero al pedirte que hagas una lista diariamente de tus metas para ese preciso día, yo mismo lo hago por dos cuestiones claves:  el papel me permite recordar cosas que de otro modo entrarían y saldrían de mi memoria todo el dia ocupando mi capacidad atencional, es decir, distrayéndome y segundo, me gusta escribir metas diarias y pequeñas porque tienen que ver con mi objetivo final; la meta de ese día tiene un objetivo que estará ligado a mi objetivo final que es más grande y más importante pero para lograrlo debo cumplir con esas rutinas diarias que me propuse o con esas tareas del día.

Creo que el elemento más importante que tenemos en la vida es el tiempo. Si tenemos salud y conciencia del tiempo todo lo demás se hace POSIBLE. Sucede que el desarrollar una conciencia del tiempo implica justamente estar al pendiente de en que lo invertimos y como lo hacemos más aun en esta época en donde todo nos llama a procrastinar y perderlo en el meollo de la superficialidad mediática de las redes sociales, la televisión basura y los malos hábitos de sueño, de consumo y de ocio.

La cuestión del deseo es clave porque todo nace de ahí pero si suponemos que tu deseo es un río salvaje que corre bravo y caudaloso hace cualquier lado y que se alimenta de crecientes inesperadas o de lluvias periódicas (como lo son en la vida las vacaciones, los fines de año y los comienzos de año, el conocer nuevos negocios o nuevas personas, etc) entonces habremos de prever esos momentos para poder instalar molinos, diques o crear nuevos canales desde donde el agua fluya a nuestra voluntad y podamos sacarle así un buen provecho.
Tener el deseo de hacer algo no está mal, no  quiero que se malinterprete, lo que estoy diciendo es simplemente que debemos pasar de los sueños y los deseos a las metas y objetivos para hacerlos POSIBLES.

La analogía del rió, y como muchos de ellos surgen por lluvias de estaciones, nos sirve también para pensar otra cosa, para pensar lo que sucede con los deseos efervescentes pero efímeros, esos mismos deseos que todos tenemos pero que pocos alcanzan a desarrollar una conciencia de ellos, como la conciencia del tiempo de la que hablé antes y que está más relacionada a las metas. Esta otra conciencia, la conciencia de los deseos estaría más relacionada con ese perpetuo fluir de la correntada de tu rio motivacional y creo que eso nos permitiría entender también porque hay personas que todos los años cambian de pareja, de carrera, de negocio o incluso de religión como si se tratara de algo para usar una vez. Me parece que lo que le da verdadera consistencia en el tiempo a cualquier deseo es la visión de sí mismos que todos tenemos, o que deberíamos tener para ir hacia ella.

Si una persona no sabe lo que quiere, cualquier cosa le irá bien o la tratará como se trata un corte de cabello, una bolsa de plástico o un par de medias.  Hay personas que viven sus deseos como una inundación constante, desbordante, inesperada y fuerte pero efímera e inmanejable por eso mismo, pero porque sucederá eso?, creo que tiene que ver con la falta de una VISION clara. Si tenemos una visión clara de hacia dónde queremos ir y PORQUE estamos haciendo esto y no otra cosa el deseo se reorganizará en función a ello, girará el molino en favor de la autodisciplina y habrá menos arroyos que se desvíen hacia la procrastinación.


Mi deseo para este 2017 es una declaración para mí mismo que quisiera que tú la tomarás y la hagas propia: Ten más conciencia de tu tiempo y de tus deseos porque nadie debería bañarse en el mismo rio dos veces. 

Creo que este video nos puede servir para seguir pensando el asunto de la conciencia del deseo:
El mercadeo online es uno de los rubros de negocios que más ha crecido en todas las ciudades y que probablemente seguirá en crecimiento por muchos años mas debido a las grandes ventajas que le permite obtener a emprendedores que con una muy baja o a veces nula inversión, pueden comenzar a vender miles de productos selectos de diferentes formas. Algunos eligen revender productos bajo la modalidad del dropshipping, lo cual es genial pero otros eligen crear sus propios nichos de mercado y hacerse con un buen ingreso constante, pero que debemos tener en cuenta para hacerlo?

Primero que nada hay que saber elegir el nicho de mercado al que vamos a apuntar, ya que no es lo mismo elegir trabajar un modelo de negocio que este saturado en el mercado que elegir uno que tenga una demanda insatisfecha y constante, o que simplemente, a nivel local, ofrezca una alta tasa de rentabilidad en comparación a otros mercados de venta directa. La elección del nicho de negocio es clave porque si vas a ofertar productos de terceros por medio de ventas sin stock eso determinará si vas a lograr crear un flujo de clientes en tu ciudad o en una región del país determinada, pero esta “ley del nicho” aplica también a otros modelos de venta por internet como por ejemplo el marketing de afiliados.

En cuanto a este tipo particular de marketing de afiliados me gustaría aclarar que se trata también de un tipo de negocio online con una rentabilidad muy alta cuando el nicho de negocio elegido es grande, tiene capacidad de compra y demanda productos muy específicos (como por ejemplo soluciones en salud o libros relacionados a ella). Los productos que más se venden en internet por lo general suelen ser del nicho de la salud, gadgets y tecnología, así como cursos y materiales relacionados a esos tipos de temas, entonces siempre que queramos incursionar sobre el mercado online deberíamos poder tener en cuenta ese tipo de productos.


Un buen negocio por internet debe poder brindar soluciones de valor al grupo de mercado al que apunta con productos que no solamente representen una cuantiosa ganancia para el vendedor o los proveedores sino que fundamentalmente apunten a entregarle contenido, materiales, recursos y suplementos de gran valor para el usuario final que necesita satisfacer su demanda localmente. Los negocios que mejor funcionan y que lo hacen por años, suelen ser aquellos en donde se prioriza antes que nada la calidad, el buen trato con el usuario y una confianza que se suele revalidar con más de una compra y de manera continua, ese debería ser el objetivo que perseguir en la web. 
 Hace unas semanas me preguntaron sobre esta compañía que es una de las que definitivamente voy a incluir en mi listado de las mejores empresas de redes de mercadeo multinivel para el 2017 debido a la calidad de sus productos, su tipo de plan de compensación y la expansión mundial que está teniendo desde que fue lanzada al mercado en 2009.

Jeunesse es una compañía joven pero está dando que hablar en muchos rincones del mundo debido a su versátil plan de compensación y fundamentalmente a las posibilidades de crecimiento que representa para diversos tipos de emprendimientos que pueden ir acompasados a la par. Asimismo el tipo de cliente al que apuntan con sus productos esta siempre en busca de la novedad, del cuidado de su salud, de su estética y de su cuerpo en general, eso la convierte en una compañía con un potencial de expansión por muchos años que sigue una tendencia mundial en productos antiage.

¿Cómo   funciona el  plan de compensación de Jeunesse?
Su plan de compensación es uno de los más robustos y justos que he visto en el mercado, lo digo fundamentalmente porque es un sistema binario que paga comisiones por ciclos y por grados de crecimiento de la red hasta en el séptimo nivel, algo que definitivamente la convierte en una compañía justa con respecto al trabajo de cada una de las líneas que podamos crear dentro de nuestros equipos. Esto es lo más atractivo de esta compañía aunque tiene otras formas de generar dinero que no son solo las comisiones sino que también existen otros tipos de bonos y rewards.

¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas de Jeunesse?
No creo que existan las compañías de network marketing perfectas ni muchos menos, existen si buenos planes de compensación que son algunos más justos y otros más justos para sus distribuidores, algunos son más sólidos y otros no tanto, algunas compañías tienen buenos productos y otros no tanto. La clave a la hora de elegir una empresa de mercadeo de redes esta en hacer un balance más    o menos objetivo de aquello que nosotros queremos lograr, nuestro momentum personal, nuestros recursos personales y nuestras metas temporales y entrecruzarlos con lo que nos ofrece tal o cual compañía, con la calidad de sus productos, con sus tiempos, con sus métodos, con sus posibilidades reales e crecimiento y otros factores que tienen que ver con la estructura misma del plan de negocios.

Jeunesse puede no ser la empresa indiciada para personas que no tengan experiencia en ventas o no les interese crear equipos de negocios aunque definitivamente puede ser una buena elección si lo que quieres son productos de alta calidad para mejorar tu estilo de vida.
Con las empresas multinivel siempre hemos de dividir las aguas entre clientes y distribuidores pero… porque elegir una empresa multinivel solo como cliente? Bueno esa es una pregunta que uno se la hace ya no como cliente, cierto?, pero definitivamente no es una pregunta que uno pueda hacérsela en todas las empresas de ventas de productos de bienestar o en un banco, o en un supermercado, eso también está claro.

Creo que muy pocas personas se piensan a sí mismas como lo que implica ser un verdadero empresario y no un mero distribuidor de productos, se trata de poder proyectarse en el tiempo y repensar la idea de hacer carrera en base a un estilo de vida que solo ve a los productos como un escalón entre el bienestar personal y el social, porque creo que ese es el beneficio que  traen loas empresas de venta directa y las de mercadeo multinivel a las economías regionales.

Cuando vas a elegir una u otra compañía no te quedes con la magnificencia de un plan de compensación o con lo innovador de un producto porque si bien esas cosas son importantes, no son determinantes. Tu eres el que va a ser el eslabón clave del éxito cuando decidas que quieres aplicar tal o cual estrategia para tal o cual plan de compensación, la compañía que elijas ya está funcionando alrededor de todo el mundo, como el caso de Jeunesse, pero bien podríamos estar hablando de otras empresas como Amway, Herbalife u Órgano Gold, - solo por mencionar algunas - y el hecho de que estén funcionando para otros no significa que lo haga para ti porque el secreto del éxito de estas compañías está en la calidad de sus distribuidores que se visionan a si mismos como líderes de equipo no como vendedores, se visiona a si mismo cambiando  vidas, no vendiendo productos y se empeñan en crear estrategias para sus grupos no en presentar planes azarosamente.


Eso es lo que determina el éxito o el fracaso en este tipo de negocios y eso es a lo que deberíamos referirnos al hablar de factores que convierten a las compañías en ventajosas o no, pero para ti personalmente.