Alex Bobadilla

Post's
El marketing de afiliados es una de las mejores opciones para personas que quieren iniciarse en el mundo de los negocios por internet porque implica elegir un mercado, en cualquier idioma y crear estrategias efectivas de captura de prospectos para el producto de un tercero a cambio de una comisión razonable. Esto de por si es una gran ventaja pues nosotros solo hacemos de intermediarios entre el mercado que busca determinado producto y el vendedor que tiene todo listo para satisfacer esa demanda, nosotros solo los conectamos y ganamos por cada prospecto que convierta.

En teoría suena muy sencillo no?, bueno, el problema viene cuando nos topamos con la primer gran dificultad para atraer las personas indicadas hacia la web del vendedor, y recordando siempre que tenemos que hacerlo rápido y al menor costo posible, y si se diera la oportunidad, con tráfico gratuito.

Lo interesante del marketing de afiliados es que podemos optar por varias formas en las que podemos conseguir prospectos interesados en el producto que estamos ofertando diversificando los canales de trafico web de donde provendrán. No necesariamente será trafico web de Adwords o Facebook Ads, pero si optas por ello tendrás gran tráfico segmentado y conversiones más o menos constantes rápidamente, en cambio si optas por trabajar un blog y posicionarlo en Google con SEO o con videomarketing la cuestión se pone un poco más problemática pues implicará trabajo diario y objetivos a mediano plazo, lo bueno, es que será trafico que se mantendrá y que será gratuito.

Sobre esto de “gratuito” quiero hacer una salvedad: Cuando un marketer dice gratuito en realidad siempre hay que tomarlo con pinzas pues el simple hecho de poner tu tiempo en un proyecto ya lo hace poco menos gratuito no es así?, y si además quieres hacer varias campañas o ultrasegmentar tu tráfico de nicho por medio de blogs especializados sobre una plataforma de las conocidas gratuitas, igual deberás invertir en una landing page o un autorespondedor (aunque esa no suele ser la primer opción de muchos y tampoco te la recomiendo hasta que alcances un trafico diario de 500 visitas como mínimo por cada sitio de afiliado que tengas).

El marketing con productos de afiliados siempre es una gran opción para cualquiera, ya sea emprendedor de reconocida trayectoria o un novato, pero hay que capacitarse constantemente y más importante aún, según mi propia experiencia, para mi siempre ha sido crucial poder testear, experimentar, reformular, analizar y retestear muchos tipos de contenidos, estrategias, landing pages y formas de conversión y atracción de trafico web.

La clase fundamental, después de tantos años de trabajar con productos de nichos específicos en la web, para mi, es poder experimentar y recalificar el trafico que obtenemos de fuentes diversas de manera constante, hacer esto nos permitirá recalibrar viejas estrategias, probar nuevas ideas, ser más atrevido con nuestras metas y modificar sobre la marcha aquellas opciones que el propio nicho de negocio nos permite. Por ejemplo, no es lo mismo trabajar productos de salud que tienen demanda urgente o afectan al cuerpo directamente que trabajar con productos puramente virtuales sin ningún impacto real en el cuerpo, por ejemplo ebooks de autoayuda o una larga lista de etcéteras.

Un consejo final que me gustaría que tengas en cuenta es que siempre que vayas a trabajar un producto nuevo tu mismo te sientas cómodo con el mercado al cual vas a abordar ya que eso consumirá muchas horas de tu tiempo y personalmente si el tema en cuestión no te interesa o te parece inútil, inmoral, tedioso o aburrido a la larga lo dejarás y habrás invertido tiempo en un sitio que no te interesaba de entrada pero que te termino produciendo un gran desgaste emocional. Porque hay que reconocer que en internet existen grandes nichos de negocios inexplorados o poco explorados pero que no necesariamente nos tienen que gustar o que pueden parecernos inútiles o repudiables, entonces ante esos casos lo mejor es simplemente no hacerlo a menos que solo trabajes estrategias de pago por click o por lead.


Espero que estos consejos te sirvan y si tienes algún tip que quieras compartirme acerca de cómo trabajar sitios y productos de afiliados me encarará leerlo… pero recuerda siempre la máxima de Shia Labeouf:
En el anterior post analizamos algunas cuestiones relacionadas a la ética de lo que implica el trabajo del emprendedor de sistemas multinivel pero aún debemos seguir analizando algunos aspectos que considero nos pueden dar algunas pautas para seguir pensando acerca de todo aquello que nos puede servir para tener mejores experiencias y mejores prácticas para con los grupos que creemos y manejemos desde este tipo de modelo de negocio.

Analizamos la cuestión del dinero y el aspecto social, además del aspecto relacionado a la propia historia personal y los prejuicios que la mayoría de nosotros tenemos en la sociedad de consumo, pero aún quedan algunos otros aspectos que resultan cruciales para formarnos como emprendedores con una visión que vaya un poco más allá de los supuestos y de los discursos.

Uno de esos aspectos tiene que ver con aquello que consideramos como bueno o como malo. Y aunque este punto tiene mucha relación con el aspecto de la biografía personal que habíamos hablado en el post anterior es necesario ahondar en las visiones sociales sobre lo que se supone bueno o malo que también es atravesado por la sociedad de consumo. Debemos tener en cuenta que muchos de los actuales productos que se ofertan en el mercado no son precisamente de primera necesidad, muchos de ellos fueron creados en base a necesidades artificiales, por ejemplo, nadie nunca tuvo la necesidad de una tablet hasta que apareció el iPad, lo cual llevó al surgimiento de ese nuevo mercado y al de muchos otros, como las empresas y desarrolladores exclusivos de aplicaciones que también ahora lo hacen para móviles.

La humanidad viene creciendo en base a necesidades que otrora se satisfacían con lo básico pero que con el tiempo y especialmente con el surgimiento del capitalismo moderno empezaron a ser “infladas” y creadas teniendo como base la división de clases sociales y el acceso material a los recursos entre naciones. La revolución industrial surge en ese contexto y aunque pareciera que no estoy hablando de ética, si lo estoy haciendo. El capitalismo actual es uno de los sistemas que más ha influido en todos los ámbitos de la vida en las sociedades  occidentales pero que también ha venido moldeando improntas de comportamiento entre pares y culturas que priorizan determinados aspectos que tienen que ver con representaciones sociales de éxito, fracaso, salud, enfermedad, bien y mal.

Tomando como punto de partida estos elementos no podemos ser ingenuos en pensar que las concepciones que tenemos del dinero son inocuas respecto de las construcciones que nosotros mismos hacemos de lo que consideramos como bueno o malo, y el efecto final que se puede ver es que en las prácticas de los que se consideran líderes es una fuerte relación entre el discurso de “este producto es bueno para usted” pero que en realidad quiere decir “el mercado y la empresa que represento me dicen que le diga que este producto es bueno para usted porque así ambos vamos a ganar dinero”.


No digo que esto suceda siempre así, lo que digo es que bajo el discurso de la buena salud, de las necesidades, del ahorro o de las buenas intenciones de cambiar la situación económica de muchas personas, se esconde muchas veces (a veces más explícitamente y otras no tanto) una clara intención del puro “vender por vender a toda costa” más que en interés real en el otro, es decir, los malos líderes de empresas mlm pueden estar presentes en cualquier empresa de mercadeo de red, no pasa por ahí el debate, de si se tratan de buenas o malas empresas, sino de cómo se sustentan ellos mismos en una base egocentrista cuando promueven un discurso que opaca esa intencionalidad.

En cuanto a la implicancia de gestionar grupos de personas y motivar personas es importante analizar nuestras razones más mínimas porque ese es el tipo de personas que vamos a prospectar luego y si no decidimos firmemente que en efecto, nos gustará promover estilos de vida desde un enfoque puramente materialista y sin aportar algo más que simples productos, entonces luego será más difícil revisarlo y cambiar nuestras estructuras mentales y nuestros equipos de trabajo.  Sobre este tema volveré a retomar luego pues hay mucho que aún debemos analizar en las influencias que promovemos dentro de los equipos depares que armemos.
Lo cierto y lo que debemos tener en claro es simple: Tu equipo va a ser a imagen y semejanza de tus ideas. Así que mantente alerta y depura tus propias ideas para evitar adquirir hipotecas de errores evitables.

Hay un punto interesante que sigue siendo una de las cuestiones más difíciles de tratar desde la prospección misma, que se trata de las mentiras, las verdades a medias y las verdades ocultas. Cuando digo mentiras me refiero puramente a todo lo que hacen los malos prospectadores que engañan a personas sin experiencia en ventas con discursos facilistas y promesas incumplibles pero atractivas. Las verdades a medias son aquellas verdades que nosotros como prospectadores consideramos que deben decirse sin generar alarma o sensaciones que van en contra de nuestros intereses, o bien, que sabemos que esa persona las va a descubrir luego, más tarde o más temprano en base a su propia experiencia en la prospección.  Y finalmente tenemos las verdades ocultas, que suelen ser realidades difíciles de asimilar pero que también performan el carácter del posible futuro líder de equipo, a veces estas verdades no son las mismas para todas las personas, así por ejemplo para alguien que nunca trabajo en equipo pero hizo buenos negocios en el pasado, va a descubrir que en este tipo de industria va a tener que formar alianzas constantes y trabajar con muchas personas si quiere generar ingresos pasivos.

Si bien hay cosas que no necesitan decirse explícitamente, porque nadie aprende solo por dichos sino por actos propios, es necesario brindar información honesta y sincera sin abrumar a las personas nuevas dentro de los equipos, pero con personas que ya tienen experiencia en el campo necesitamos ser claros desde el principio. La mentira nunca es una opción, lo que es optativo es decir la verdad en el momento adecuado.

En esta serie de post he intentado dar una visión a grandes rasgos de las cuestiones que subyacen al trabajo diario de la prospección y en los equipos de multinivel. Aún hay muchas cuestiones que debemos debatir y que son necesarias para nuestra conformación y perduración.
La ética del trabajo en equipo y la devoción a la cuestión social de nuestro enfoque es el único camino para lograr mejoras en los países donde vivimos y en las ciudades donde realizamos nuestro trabajo. Tu enfoque tiene que ser siempre ese, mejorar personas para mejorar sociedades y tu ética debe poder apuntalarse en ideas claras y valores infranqueables para poder cimentar tus logros personales en el crecimiento personal de otros no en el puro ego.


Definir las cuestiones éticas me ha costado bastante pero espero que pueda servirte, me ha costado tanto como definir el Amor a Arjona… (es una cuestión muy personal).
Una de las cuestiones que más me angustiaba en los primeros momentos en que comencé a hacer multinivel era la visión de muchos de los que se consideraban líderes en el ámbito de los negocios de redes de mercadeo que sin ningún tipo de tapujos aseguraban que lo único que importaba era hacer crecer la red para ganar cada vez más dinero. Algo que naturalmente es cierto, pero lo que me sorprendía era el sin sentido de la propuesta más allá del dinero mismo.


Este punto es debatible y quiero que lo discutamos.
El dinero en sí mismo no es un fin, es un medio, pero muchas veces los que se consideran “líderes” se quedan en el discurso de hacer redes solo y únicamente para ganar dinero. Con el tiempo me di cuenta de que en realidad hacer redes de mercadeo no es solo para ganar dinero, en el proceso debemos transformarnos en personas más autoconcientes, más ávidas de conocimiento, más persuasivas y pacientes, más comprometidas con la autodisciplina y la generación de retoños en el grupo que creemos. Todo esto implica grandes transformaciones en la personalidad, en el espacio y el tiempo de nuestras mentes y en la idea de la existencia de otros seres humanos, no de simples consumidores.

Hacer este pasaje implica por un lado una fuerte impronta de ética para no dejarse engañar ni engañar a otros con nuestros puntos oscuros acerca de esto nuevo que vamos conociendo en los primeros meses pero que aún necesitamos profundizar.

¿Cuáles son los problemas éticos que pueden conflictuarnos al empezar a hacer redes de mlm?

Voy a tratar de ser consiso y quiero que me ayudes a pensar estos puntos con tus opiniones porque es muy importante hablar de estas cosas aunque muy pocos lo planteen abiertamente. Creo que los problemas más comunes en torno a este tipo de negocios suelen relacionarse a:

-          El dinero y la utilidad social
-          La propia historia personal , los deseos y prejuicios en la sociedad de consumo
-          Lo que consideramos bueno y malo
-          La diferencia entre vender productos, motivar  personas y gestionar equipos
-          Las mentiras, las verdades a medias y las verdades ocultas

 Con respecto al dinero y la utilidad social me resulta muy importante recalcar esto: el dinero no es un fin en sí mismo, es un medio. El problema de la mayoría de las personas que se inicia en este tipo de negocios es que el fin en sí mismo es el dinero y ahí vienen contradicciones en los futuros equipos que armen, pues si solo eso podemos aportarle a otros, o la promesa de dinero es el único valor que entronamos en nuestras redes, a la primera tentación de una red nueva todos se van a ir… porque? Bueno por muchas razones, todas más o menos relacionadas a la cantidad de dinero que siempre se puede generar y a lo expectante de los intereses individuales que los malos líderes suelen gestionar, a veces sin saberlo, desde su propio ejemplo.

En mi caso personal debo confesar que llegó un momento en que esa promesa del “gane un millón de dólares” no solo me pareció ilusoria, pues es poco probable si no somos expertos desde el día uno y si no tenemos una disciplina poderosa que francamente es difícil de gestar si no tenemos hábitos de éxito comprobado, que es lo que le ocurre a la mayoría de las personas que fracasa en este tipo de negocios; pero también me resultaba un lema vacío de sentido existencial, es decir, para que quiero yo ganar tanto dinero?... no enserio, para qué?

Debo hacer una segunda confesión, yo comencé a hacer redes en mis años de maduración de ideas sobre cómo funcionaba el mundo, la época donde la mayoría de los jóvenes define su lugar en el mundo y su proyecto de vida. En parte esta situación de ser joven y de ser un buscador incansable de nuevos horizontes me llevó hasta perfiles cuasibudistas de entendimiento del mundo, que por cierto, aún mantengo, entonces el dinero se convirtió rápidamente en un sinsentido… dinero por dinero… para que?, yo no podía (ni quería) pensarme como un Tutankamon siendo enterrado en una gran pirámide con sus esclavos y sus tesoros para llevarlos hasta su próxima vida. Eso además de una pretensión materialista netamente de corte capitalista nunca hizo pie en mis convicciones y no me pareció jamás viable como proyecto de vida.
Quisiera aclarar que no estoy juzgando a las personas que decidan entrar a un mlm solo por ganarse el millón de doláres y comprarse una mansión gigante donde estacionar sus Ferraris y Lamborginis, pero lo que digo es, que en mi caso eso no me resultó jamás completamente convincente.las veces que dije eso, porque acepto que lo hice, sentía que estaba traicionando a Marx, a Buda y a Epicuro, porque algo que me dio la lectura y algo que si atesoro es la visión de mundo que podemos adquirir leyendo a los clásicos y sus ideas sobre el objeto de nuestras vidas en sociedad. 
Hoy mi concepción del dinero viene por un lugar que tuve que aprender a madurar desde lo que veía en mi propia ciudad, mucha miseria y pobreza, muchas personas sin oportunidades reales de hacer lo que aman, personas que no tienen un norte ni objetivos porque simplemente no pueden pensar más allá de su subsistencia diaria, mi concepción actual del dinero se relaciona con el aspecto cultural del mismo, es decir, con el “para que” del dinero. Y desde hace algunos años cuando logro ciertos objetivos económicos me pregunto: “¿Necesito esto, lo necesita realmente?”, casi siempre la respuesta suele ser no, entonces no lo acumulo.

Con respecto a la propia historia personal, los deseos y prejuicios en la sociedad de consumo, deberíamos sincerarnos: compramos cosas que no necesitamos o que no tienen ninguna utilidad para encajar en una sociedad que no siempre nos gusta ni que pretendemos cambiar, excepto solo para exhibirnos o demostrar que encajamos en el ideal que en ella se promueve, y si bien hay personas que pueden gustar de esto, personalmente no me atrae la idea de vivir toda mi mundanidad así. Todos estamos atravesados por una historia personal que tiene infinitas ramificaciones en la forma en la que concebimos el mundo, el dinero y los vínculos con los otros, pero eso de ninguna forma puede justificar que como creadores de equipos simplemente arrastremos a otros hacia nuestros puntos oscuros o nuestras concepciones del mundo sin entender que podemos estar violentando lo que su propia carga biográfica le indica que debe vivir. Tal vez estoy pidiendo mucho, pero al final podrás llegar a esta conclusión si sacamos del foco al dinero y ponemos en el centro los intereses de aquellos con los que queremos trabajar para construir redes. Hay que entender que somos nosotros los líderes que vamos a crear equipos, nuestras convicciones van a atraer personas del mismo calibre y en algunos casos, de la misma calaña, por eso es importante tener en claro esto desde el día uno, nuestra red va a ser un reflejo de nuestras más puras convicciones y nuestros más  errados sinsentidos. Así que te animo a que estés atento a tu propia forma de entender el mundo, y le seas fiel en la medida que te cause más alegrías que tristezas, más placeres que preocupaciones y más vínculos experienciales que materiales. 
Las actuales sociedades en donde vivimos y compartimos con otros nos coercionan a ser consumidores pasivos de estilos de vida ideales que deben perseguirse con afán incuestionable, porque ese y únicamente ese es el sentido de la vida, suplir el vacio de la existencia con el consumo del último celular, el auto más caro, y en nuestro caso, el último nuevo y maravilloso multinivel que esta por aperturar de la mano de Messi o quien sabe que personalidad idolatrada.
Aclaro de nuevo, no estoy en contra de perseguir ideales sociales ni de acumular riquezas si es que eso colma toda nuestra existencia, pues es cierto, hay personas que han deseado y desean solamente eso para sus vidas y sus familias y no puede cuestionárseles el derecho de esa elección. De lo que hablo es de someter al planteo sincero y abierto de la elección personal de vida en la perspectiva de un grupo pleno de individualidades, como pasa en los negocios de mlm.

Hay diversos motores que nos hacen perseguir estos y no otros objetivos pero no siempre se aplican para todas las personas y las bajas en los sistemas de redes vienen cuando se convence-obliga a alguien de algo que realmente no desea o no los colma como proyecto de vida, que es la causa principal del fracaso o de las huidas masivas de redes en muchos casos, como lo he comprobado a lo largo de muchos años. Nosotros podemos plantearlo desde el concepto de “momentum” que también debe ser sometido a revisión personal cuando te lo mencionen.



Con respecto a los otros puntos me explayaré en los siguientes post, porque aún queda mucho por plantear y espero que te sumes, aunque sea en silencio a esta “meditación existencial de los multinivel” que te estoy proponiendo más allá de una promiscuidad consumista en la que solemos enredarnos en los primeros años de exploración de este modelo de negocios, que puede ser bueno, pero no siempre tan bueno para nosotros… o incluso puede ser lo mismo que nada en algunos casos cuando no hay sentido del propósito. 

Hace no tantos días discutía con alguien acerca de cuáles son las verdaderas habilidades básicas que se necesitan para manejar grupos de personas mas allá del objetivo final que se pretenda lograr y la verdad que el debate giraba en torno a la motivación intrínseca y extrínseca así como además de los factores que podríamos llamar subjetivos, del liderazgo.
No hay dos líderes iguales pero si los hay más concienzudos que otros y con determinadas características relacionadas a la meta que persigue el mismo y su grupo que lo hacen parecerse y al mismo tiempo diferenciarse dentro de la gama que podamos tomar como referencia.

Es difícil hablar de un arquetipo de líder porque dependiendo del objetivo podemos encontrar algunos que sean más carismáticos o más persuasivos que otros pero al final se trata de saber equilibrar en una constante búsqueda de estrategias eficaces aquello que nos hemos propuesto y aquello que cada persona es. Me parece que aquí reside una de las dificultades más difíciles de manejar en los equipos de personas, el respeto a la individualidad y a los procesos personales que a veces potencian pero otras veces estancan a los equipos.

El manejo de grupos es un reto para el multinivelista?
En realidad el manejo de equipos de trabajo no es un reto solo para el emprendedor de negocios como los multiniveles sino también para cualquier tipo de emprendedor, empresario, directivos, religiosos, educadores o empleados de cualquier rubro que necesiten generar mayor productividad en sus ámbitos de trabajo propiciando el desarrollo personal de cada uno de sus colaboradores y subordinados inmediatos para acrecentar la eficacia de los objetivos y cumplirlos.

Yo se que muchas veces no es sencillo tener que trabajar en grupos especialmente cuando se trata de generar ventas, como en el caso de los emprendedores de multinivel, pero es una habilidad que se desarrolla y que debe ser desarrollada si queremos tener éxito; y esta habilidad va acompañada también del desarrollo de la empatía personal, de la idoneidad personal, de las múltiples inteligencias, de la capacidad expositiva y de la autodisciplina. Todas estas características que debemos aprender a moldear en nosotros mismos antes de poder exigirlas a otros.

Cuál es la habilidad básica para crear grupos?

Yo creo que la habilidad básica que cualquier emprendedor o persona en general, debería aprender a desarrollar como la actividad clave que le permitirá mejorar una comunicación interpersonal, es la oratoria. La oratoria ofrece amplias oportunidades de conectarnos con otros, de hacer conocer nuestras ideas y de exponerlas de forma convincente y clara, no de a una única vez por persona sino de a cientos; es así como se construyen grupos y como se crean líderes en cualquier rubro, sino mira este video:
La procastinación podría definirse también como la “enfermedad del día después” y no estaríamos tan errados al usar ese término ya que es muy común que muchas personas dejen las tareas del día anterior para el nuevo día, a veces evitándolas durante semanas, con la excusa de que pronto la van a comenzar o que no es tan importante como para hacerla inmediatamente. Sobre esto quiero que hoy hablemos pues hay varios vértices de nuestra personalidad que influyen en hábitos tóxicos como en este caso, que nos impiden lograr lo que deseamos en los plazos que hemos establecido.

La procastinación, es definitivamente uno de los hábitos más tóxicos que podemos encontrar comúnmente en muchas personas que no logran comprometerse definitivamente con sus quehaceres y llevarlos a cabo en los plazos que ellos mismos se han puesto o que están obligados a cumplir en el trabajo o la empresa. No se trata de sencillamente de cambiarlo de la noche a la mañana sino que lo voy a proponerte, si eres un procastinador empedernido, que te comprometas a ir haciendo cambios efectivos con el fin de mejorar tu productividad, porque al final estamos hablando de eso, la procastinación impide que mejores tu productividad académica o laboral que al mismo tiempo influye en el tiempo personal y familiar y en nuestras relaciones interpersonales varias.

Esta “enfermedad del día después”, es decir, del “mañana lo hago” es producto de varias causas, por un lado el hábito se instaló probablemente para evitar pequeñas pesadas tareas y luego al no ser revisado se fue instalando también en nuestra vida escolar, familiar y finalmente laboral. El problema y la ventaja de una rutina es que se convierte en hábito cuando se repite todos los días o días de por medio.  Y digo que es una ventaja también porque este mismo factor influye en la creación de nuevas rutinas saludables, uno puede empezar con pequeñas tareas repetidamente que nos conduzcan a hábitos de gran productividad final, por ejemplo, la puntualidad.

La puntualidad es un ejemplo acerca de cómo alguien concibe el tiempo personal, un procastinador puede o no tener problemas de puntualidad pero la puntualidad en sí misma es un hábito sano y es una gran forma de empezar a instalar la autodisciplina en la cotidianeidad.
Supongamos que eres muy procastinador y quieres empezar a cambiar a cambiar eso porque te trae problemas y acumulación de trabajo además de presión mental innecesaria; buena, lo que te recomiendo son dos cosas:

-          Instala nuevos hábitos: Instala hábitos saludables, no te enfoques en desinstalar los que ya sabes que son tóxicos. Por ejemplo si sabes que eres procastinador instala nuevos hábitos como la puntualidad con tus amigos, un diario personal en donde redactes tus metas para ese día, una lista personal de 5 top quehaceres para la siguiente jornada, una publicación de Facebook diaria con una frase de motivación personal, etc. Pero cuidado con las redes sociales, sobre eso, te aconsejo tomarte solo una o dos horas previamente pautadas para entrar a tus perfiles sociales y no “colgarte” horas y horas que no te lleven a nada.

-          Busca un compañero que te lo recuerde: Tener un compañero que nos ayude a mejorar nuestras metas y a alcanzarlas es crucial, a veces pensamos que podemos hacerlo todo nosotros solos pero la realidad es que es muy difícil ser autodisciplinado en soledad cuando venimos de un prontuario de procastinación de muchos años. Busca un amigo que te recuerde el porqué y que te ayude a tomar conciencia de tus malos hábitos y que fundamentalmente sea parte de tu camino hacia la instalación de nuevos hábitos. Coméntale que estas tratando de crear nuevos hábitos y vas a necesitar que él te ayude día de por medio a cumplirlos, por ejemplo, pídele que te exija mayor puntualidad cuando se encuentren o, si trabajan o estudian juntos, que te exija cumplir con las fechas de entrega de trabajos o informes.

¿Y cómo hacemos con los malos hábitos?
Sé conciente de ellos pero recuérdate tu meta principal cuando te hayas dado cuenta de que estas procrastinando, cual es el último y mayor beneficio para ti si haces esta tarea ahora mismo? Por ejemplo si tienes que entregar un informe académico el beneficio último es recibir un título académico, un doctorado, etc.; o si tienes que entregar un informe en tu trabajo, el beneficio último es un ascenso o un aumento.
Tener la meta más alta en mente es siempre importante para tu día a día.
No luches contra tus malos hábitos, reconócelos y abrázalos para ir lentamente reemplazándolos por hábitos más sanos, no desistas si es que no lo logras al primer o segundo intento, sigue hasta instalar hábitos realmente poderosos, para eso también deberás ser más autodisciplinado.

Seguiremos hablando luego sobre esto porque es un tema bastante más amplio que este simple post, pero espero que te sea de utilidad.