Suscribete

Ingresa tu email:

jueves, 18 de noviembre de 2010

, ,

Tuve un sueño extraño: El Señor de las Muecas

Hace dos noches tuve un sueño muy extraño pero a la vez bastante diferente.
No se si es porque siempre estoy pensando estáticamente en los negocios por internet o porque duermo demasiado poco jaja pero la verdad es que siempre estoy relacionando todo lo que hago; y parece que hasta en los sueños encuentro respuestas o reflexiones que puedo usar en mi desarrollo personal.

Fíjate que la mayoría de los sueños son extraños y como decía Borges, es un milagro que después de la locura del sueño sigamos manteniendo la cordura, y algo de eso me pasa, fíjate, tratare de hacer un relato más o menos gráfico de lo que soñé:

El sueño comenzó, o por lo menos lo que recuerdo, comenzó conmigo como espectador, como cuando vas al cine solo ves la acción? Bueno así.

Me encontraba en un cuarto oscuro en donde había alguien de espaldas con una remera que decía ¨cerebro¨, no se le podía ver la cara pues estaba de espaldas haciendo muecas frente a tres grandes pantallas con gráficos y cosas parecidas a estadísticas, hacia muecas para ordenar lo que veía en pantalla, (algo así como Tom Cruise en Minority Report). El señor de la pantalla estaba muy concentrado y no veía nada más que eso.

De pronto, miro para el ángulo opuesto de la escena y veo una puerta, es decir, detrás del señor de las pantallas veo una puerta, eso me dio la pauta de que me encontraba en un cuarto cerrado.
Esa puerta me llamo la atención porque no tenía picaporte del lado de adentro es decir solo podría ser abierta del lado de afuera, pensé.

Pero eso solo me detuvo un momento, porque en el sueño me preocupaba más, saber que había del otro lado de la puerta, pues mientras pensaba eso, podía ver unas luces del otro lado y gente que murmuraba por lo bajo y pasos y sombras que se movían a contraluz que solo veía desde lejos, por el marco de la puerta.
De pronto, en este sueño que duró muy poco, recuerdo que los pasos cesaron y luego de unos segundos alguien tocó dos veces.

El señor de las pantallas aparentemente no escucho, y de pronto, un sobre blanco cruzó por debajo de la puerta. 

El señor de las pantallas ni se percato de eso y seguía concentrado en sus muecas.
Algo muy raro pasó después. Cosa que solo puedo atribuir a mis rasgos infantiles jaja, pero de pronto del lado de adentro salió un ratoncito blanco animado que corrió hacia la carta, la tomó y fue al trote hasta el señor de las muecas y con un pequeño tirón en la botamanga de su pantalón pudo llamar su atención y así entregarle el sobre blanco.

El señor de las muecas lo tomó y el ratoncito volvió al trote del pequeño agujerito de donde había salido, justo al lado de la puerta.

El señor de las muecas se tomó unos segundos para leer lo que decía la carta y luego la soltó al piso y siguió haciendo lo que estaba haciendo un rato antes.

Al dejar caer la carta, y justo antes de despertarme, pude leer una frase que decía:
´´No te olvides de buscar también afuera.
Firma: La lógica´´

0 comentarios COMENTALO!:

Publicar un comentario

Comente con moderacion. Por Favor No Haga Spam. Si va a publicar un enlace elija la opcion "nombre/url". No publique datos personales que puedan comprometer su seguridad. Los comentarios que no cumplan con estas directrices serán moderados. Gracias.

Descubramos nuevos libros, nuevas ideas y pequeños universos, si quieres sólo...

Ingresa tu email:

Lo más leído...