Suscribete

Ingresa tu email:

martes, 26 de abril de 2016

, , , , , , , , ,

¿Qué nos puede enseñar Rihanna acerca de la sabiduría? 3 Consejos para aprender más y mejor

Estaba viendo el video de Rihanna “Work” y de repente, entendí muchas cosas muy serias, que quisiera compartírtelas. De un tiempo a esta parte me tomo el trabajo de repensar todo desde una perspectiva que me ayude a aprender más cosas, más rápido – incluso los videos de Rihanna -,  y para aplicarlos a diferentes contextos en base a principios muy estables, por ejemplo, me concentro en buscar analogías en la vida cotidiana, una semiología de lo rutinario (también en videos de Youtube?) y en descifrar la cadena de significados que le atribuimos a las acciones que no llegan a ser concientes excepto para el observador externo. He podido empezar a hacer esto porque estoy leyendo cada vez más asuntos que no tienen relación unos con otros pero que tienen en común el intento de explicación de los procesos que nos hacen humanos, procesos relacionados al modo de pensar, de aprender y de vivir en general pero que pasan desapercibidos cuando no son sometidos a análisis por aquellos que los ejecutan. Lo interesante de esto es que no necesariamente se relaciona a un tipo de conocimiento científico, aunque claro es de suma importancia poder recurrir a ese tipo de materiales para poder entender detalles precisos, pero la macro mirada que nos sirve para entender la realidad y replantearla en términos útiles viene desde el asumir un “no saber”, lo cual implica, por una parte, poner todo en duda, focalizar la atención en lo obvio y repensarlo por fuera de nuestras estructuras de conocimiento tradicionales. No dije que esto vaya a ser sencillo pero es definitivamente un ejercicio de pensamiento crítico que cuando se convierte en hábito es de gran ayuda para trabajar desde dinámicas de grupos multinivel, relaciones de pareja, entender ideas complejas, emprendedorismo o modificar filosofías de vida.

PRIMER CONSEJO PARA APRENDER ALGO: “Toma lo que te sirva, lo demás volverá a la tierra”
Bueno, si yo fuera un chamán diría algo como eso, definitivamente.
Aprender algo nuevo tiene que estar mediado por una idea de utilidad práctica filosófica en la vida, es decir, tomar aquello que te sirva como norte en tu vida aunque de una misma situación dos personas pueden ver y aprender cosas diferentes, lo cual no implica que tu vayas a tomar algo que no te sirva o entre en contradicción con aquello que ya sabes o que crees. Hay personas que no se animan a conocer ideas o a escuchar opiniones que están en el polo opuesto de las suyas y las descartan inmediatamente (a esas personas y esas ideas) solo porque “compran el título”, cuando en realidad siempre hay algo útil que aprender aunque el discurso venga de un completo idiota… (como Donald Trump? …tal vez… ).

Sucede a menudo que muchas ideas  u opiniones que leímos o escuchamos meses atrás surgen hacia nosotros como traídas desde una impronta que se produjo antes en el tiempo pero que no pudimos encontrarle sentido en ese primer instante, por eso es importante poder escuchar, leer, oír y observar todo aquello que nos llame la atención aunque ahora no nos resulte tan necesario.  La idea que más atractiva resulta es la de entender que no hay perdidas entre experiencias, sino solo un cierto límite en el modo en que conectamos los puntos hacia el futuro.

SEGUNDO CONSEJO PARA APRENDER ALGO: “Haz que la rutina sea celosa”
Tener ciertas rutinas que nos permitan poder ampliar nuestra mirada del mundo es crucial para poder adquirir cada vez mas información que luego podemos usar para aplicar a nuevas situaciones y finalmente, años más tarde, obtener un poco más de sabiduría desde lo cotidiano, pero esas rutinas casi siempre suelen ser descuidadas por nuestros pésimos hábitos y nuestra débil voluntad para mantenerlas. Buscar el conocimiento y usarlo para algo productivo es una tarea que implica técnicas y métodos que se entrelazan con la voluntad y la disciplina de aquel que lo desea, por eso decía que uno debería ver a la rutina casi como una persona, como otro mejor yo que cuando la incumplas sientas que ella esta celosa, celosa de no haberle prestado suficiente tiempo y celosa de “mirar a otras” que no son ella.
La relación con el conocimiento es siempre desde un vínculo emocional y los que mejores resultados logran son aquellos que pueden y quieren tener mejores relaciones consigo mismos traspasando aquellas barreras que los separan de nuevas verdades. Aquí te dejo un video con muy buenas técnicas que son realmente importantes para poder acercarse a cualquier nuevo aprendizaje, ya sea una simple lectura de un texto escolar o un profundo análisis de un libro pesado y atiborrado de complejidades, la técnica se llama EPLEMER:

Esta técnica de estudio, la EPLEMER, te permitirá, si eres estudiante escolarizado, obtener mejores resultados a nivel de interpretación y de análisis para poder hacerte con mejores conocimientos de modo natural acerca de un tópico especifico que estés estudiando identificando ideas, datos y exponiéndolos de manera mucho más activa y menos tediosa, algo realmente importante para aprehender algo (tomarlo e incorporarlo realmente).

TERCER CONSEJO PARA APRENDER ALGO NUEVO: “Re-conocete”
Si un chamán me dijera que tengo que “reconocerme” pensaría inmediatamente que el está viendo cosas de mi que yo no he visto hasta ahora. Es claro que nadie puede verse a sí mismo de manera objetiva y que por eso necesitamos de los otros para poder hacer un “reconocimiento” de las cosas que nos son nebulosas, pero además está implícita en esa palabra la necesidad de tener que asumir que tenemos limitaciones físicas, potenciales mentales, debilidades espirituales y grietas emocionales que nos encuadran tan bellamente ante los ojos de los más sabios pero que nos liberan al mundo de una manera tan ingenua que seguramente si cada uno de nosotros las pudieran ver, se compadecería de sí mismos.
El aprender cosas nuevas es un proceso, usualmente ligado de forma pasiva al sufrimiento, porque si decimos que queremos cambiar A para llegar a B pero siempre hacemos A entonces siempre B va a estar lejos y chocaremos contra la misma pared cien veces. La búsqueda de modelos, es decir, el querer aprehender el saber desde un modo proactivo es la mejor forma de evitar el sufrimiento y no solo eso, de disfrutar todo el proceso hasta que lleguemos a B sabiendo que A es “un” modo, no “el” modo.
En estos años he visto muchas personas de negocios y del mundo académico que han sufrido mucho porque no pueden lograr llegar a B, porque insisten en usar A siempre y repetidamente sin tener la suficiente apertura emocional (ni siquiera mental) de contemplar las diferencias entre sus estilos, el de los otros y la complejidad de las verdades individuales (algo que es requisito indispensable para re-conocernos como personas y como ecosistema emocional).
Desde mi punto de vista, el no poder lograr ciertos objetivos en ámbitos de negocios o académicos tiene que ver con la incapacidad aprendida desde nuestros más tiernos y estables modelos de relación vincular que nos impiden modificar prácticas profundamente arraigas a creencias que, como parásitos, viven de un huésped que no se reconoce en una totalidad más allá de sus ideas y de su control y que le impiden ganarse un lugar en el cardumen que va hacia nuevas corrientes de entendimiento.  Se me ocurren muchos ejemplos de intolerancia religiosa, profesional o de imposición violenta de ideales que no siempre son los del otro, en esos casos viene el desastre, el des-encuentro, y en términos de negocios, el fracaso.

Re-conocerse es el último paso de una espiral hacia la sabiduría que solo culmina en la muerte, no antes, porque ninguno de nosotros es el mismo cuando aprende del otro y aprehende del mundo, todos los días estamos expuestos a cientos de experiencias cotidianas y en apariencia frívolas que nos re-configuran aniveles que solo años más tarde podemos decir que fueron de valor. Esto, en mi caso se ha aplicado desde la lectura de una simple hoja, un abrazo, un adiós o el decir Sí o No a determinadas preguntas. Entonces si eres estudiante o si eres emprendedor la postura por la que ruego hagas parte de tus modelos de aprendizaje es la misma que la del granjero chino:





Quiero poder seguir hablando contigo sobre esto y por eso dedicaré algunos post mas luego sobre libros que quisiera que tomaras en cuenta para hacer este “reconocimiento” del mundo de las ideas y para que me digas también si de algo te han servido.

Cambiar los hábitos hacia el acercamiento crítico del conocimiento implica lo mismo que hace Rihanna en este video (y no la mera postura de un Drake cualquiera a la que estamos muy acostumbrados en la vida, piénsalo muy seriamente porque ella tiene razón cuando dice: work, work, work…):

Un ejercicio simple:
Repiensa estas preguntas, piensa en una situación de tu vida cotidiana y replantéatela mientras miras el video:

-          ¿Qué puedo aprender de mis experiencias de hoy?
-          ¿Presto atención a lo que realmente quiere decir una persona en ese contexto?
-          ¿Qué es lo más importante de esa situación que no estoy viendo con mis actuales modelos?

-          ¿Qué de lo que acepto de una situación como incómoda o no viable tiene que ver conmigo y que tiene que ver con lo real? 

0 comentarios COMENTALO!:

Publicar un comentario

Comenta con moderación. Por Favor No Hagas Spam. Si vas a publicar un enlace elije la opción "nombre/url". No publiques datos personales que puedan comprometer tu seguridad. Los comentarios que no cumplan con estas directrices serán moderados. Gracias.

Facebook:

Lo más leído...