Alex Bobadilla

Post's

Ventajas de configurar un VPN en servidores virtuales

1 comment
Los servidores virtuales tienen grandes ventajas para los usuarios porque no tienen que compartir los recursos con nadie. Aunque estén alojados en un mismo servidor, los recursos de los que disponen están aislados unos de otros en máquinas virtuales y no se ven afectados por la actividad de otros usuarios alojados en el mismo servidor. De ahí que sea una de las posibles soluciones para los que quieren crear un servidor VPN (Virtual Private Network), o red privada virtual, en este tipo de hosting. En este post vamos a ver qué ventajas tiene montar un VPN en servidores virtuales y por qué es mejor alojarlos aquí que en un hosting web compartido. Además te diremos qué necesitas para configurar tu VPN, sea cual sea el uso que le vayas a dar.

Para qué utilizar un VPN y por qué usarlo en un VPS

Se pueden utilizar las redes privadas virtuales para una gran variedad de usos. Por ejemplo:
  • Compartir datos en la empresa a través de una plataforma colaborativa interna, bien estructurada en departamentos, donde no se quiere que la información esté en manos de programas externos.
  • Aportar información y archivos a los usuarios registrados en tu VPN. Útil para escuelas, academias, centros de estudios, bibliotecas, universidades y todo tipo de instituciones en las que es necesario compartir información.
  • Para compartir información con los proveedores, otros profesionales del sector, franquicias, partners, empresas asociadas, etc.
  • Para facilitar el teletrabajo con usuarios de otros países o que trabajan en sus casas. Estos pueden conectarse a la red de la empresa a través de Internet, pero de forma privada y sin intermediarios, utilizando un programa cliente de VPN.
  • Para encriptar la navegación y poder navegar de forma segura y anónima por Internet. Curiosamente, éste es el método que se ha utilizado más para conectarse a Internet de forma segura en países como China, donde la red está controlada por el Estado.
Una de las principales razones por las que te puede interesar tener tu propia red privada es para no tener que depender de plataformas colaborativas externas, alojando información sensible en empresas ajenas. Además, muy probablemente tengas el espacio limitado o sean plataformas de pago. Lo que nos interesa más en un VPN es que tengamos una red local donde puedas compartir datos de forma absolutamente privada, conectando de forma remota diferentes terminales a través de Internet, pero de forma segura. Sólo las personas autorizadas pueden entrar en un VPN, compartir datos a través de un protocolo SSH creando un túnel entre las terminales.

Escoger un VPS adecuado para tu red privada virtual

Cada red privada virtual tiene sus propias características. Hay que evaluar si los usuarios podrán subir archivos, de qué cantidades, cuántos usuarios esperas tener conectados a la vez y, en definitiva, una serie de parámetros clave para elegir servidores virtuales que funcionen cuando se produzcan muchas solicitudes y muchos usuarios estén subiendo archivos al mismo tiempo. Los problemas más comunes en los VPN son la falta de rapidez en el uso del software VPN, una baja velocidad de subida o de bajada, así como posiblemente un rápido consumo del disco duro. Por tanto, es recomendable conseguir servidores virtuales con alta estabilidad y escalabilidad que te permitan tener una red privada eficaz, que no se esté cayendo constantemente y que cumpla con tus objetivos.

Elegir un software para tu VPN

Una vez hayas elegido tu servidor VPS, tendrás que descargarte alguno de los programas VPN de software libre que existen y crear la red privada virtual en dicho VPS. Existen muchas empresas en las que simplemente registrándote puedes conectarte a través de un VPN a Internet, navegando de forma anónima y segura. Sin embargo, eso no es montar tu propia red VPN. Necesitas un software VPN server para instalar en tu VPS y que los usuarios que vayan a formar parte de la red tengan su VPN cliente instalado en su ordenador. Evidentemente, esto es mucho más seguro que depender de servicios ajenos que no sabes cómo están configurados. Una vez que instales el programa en el servidor VPS, los usuarios de la red deberán tener cuentas VPN de acceso remoto para poder conectarse desde un VPN cliente. El servidor VPS tendrá que tener los puertos abiertos para poder conectarte por esa vía. Durante la configuración del VPN, tendrás que elegir un nombre de usuario y contraseña que te servirá para conectarte. Tendrás que entrar desde el "Centro de redes y recursos compartidos", y conectarte a un "área de trabajo" Llegados a este punto podrás crear conexiones entre terminales y entrar con una dirección IP determinada que hayas configurado, o con un nombre de dominio. Este tipo de red supone una gran ventaja para las empresas que desean mantener conectados sus terminales y navegar y compartir información de forma segura, teniendo sus propios servidores virtuales y su propia red virtual privada. Esto también puede hacerse a través de servidores dedicados, alquilados a un provedor de hosting o en tu propio data center.

1 comentario :

  1. Buen artículo Alexander, muy informativo. Dejo algo de información sobre los Servidores VPS Linux y las ventajas y desventajas que tienen por si alguien está interesado.

    ResponderEliminar

Comente con moderacion. Por Favor No Haga Spam. Si va a publicar un enlace elija la opcion "nombre/url". No publique datos personales que puedan comprometer su seguridad. Los comentarios que no cumplan con estas directrices serán moderados. Gracias.