Suscribete

Ingresa tu email:

lunes, 29 de junio de 2009

, ,

Emprender en Internet

Muchas veces los nuevos emprendedores de la web se ven inmersos en una encrucijada personal al tratar de encuadrar sus aspiraciones personales con su propuesta de negocios; teniendo como bisagra a la motivación y a las creencias que guardamos muy dentro nuestro.

Yo, como muchos (no voy a ser hipócrita al esconderlo) me inicié motivado y lleno de buenos prejuicios en lo que son los negocios online, pero pronto supe que era un camino “largo” el que debería transitar si quería tener beneficios y un estilo de vida con Internet. Mucho de este camino lo recorrí sin perder mis creencias iniciales pero con mucha más cautela de la que tenía al principio en razón de que cualquier decisión que tomara podría hacerme perder más dinero del que estaba ganando o pretendía.

Sin embargo, esa carga y esa motivación (carga, en el sentido de que debía ver las ganancias que yo creía fácil y que me las mostraron así) fueron haciéndome entender la lógica del trabajo en Internet y que si bien podría ser posible ganar dinero, no era tan fácil, era simple, pero yo no lo veía en ese entonces.

Lo que trato de exponer es que mi motivación estaba en jaque, y estaba en cuestionamiento constante cuando no encontraba los resultados que esperaba. Cuando al principio yo no ganaba nada de dinero pero perdía mucho de lo que invertía saltando de negocio en negocio para tratar de “emparchar” esa falsa sensación, impulsada desde mi autosugestión, la cual basaba en los dichos de otros que me decían: “es posible, ganarás miles solo dame 5, 12, 80 dólares y genera miles” y bla… bla.. bla.

Todo eso era un parche falso que me estaba poniendo para no dejarme caer y suicidar mi espíritu emprendedor. Lo cierto es que un día me cansé de ser abandonado y de regalar dinero a otros sin ver los resultados.

Ese día fue clave porque podía hacer dos cosas con mi vida de emprendedor web:

Podía decir que todos los negocios en Internet son falsos, son fraudes y perdí dinero en todos y de nada sirve invertir en Internet… o podía reencauzar todo lo que aprendí y darle un sentido práctico a mi motivación personal para renacer cual ave Fenix.

Como Usted comprobará estoy aquí hoy… casi 8 años después, firme y con varios negocios en acción que justifican todo aquello y lo más importante, justifican mi motivación la cual jamás perdí (lo que si hice es darle un sentido práctico, personal, lejos de ser usado para que otros me la quiten)

Todo este recorrido que hice para mantener mi sugestión y mis creencias no fue simple porque estuve a punto de suicidarme como emprendedor y abandonarlo todo en varias oportunidades, no obstante, esa nunca fue una posibilidad real ya que una de mis creencias más fuertes es que si me embarco en algo debo llevarlo a puerto como sea, en este caso mi embarcación no llevaba propuestas de terceros, eran mis sueños los que encallarían si abandonaba el barco, realmente no era una opción.

Este aprendizaje duro, por cierto, no es interpretado por los nuevos emprendedores que muchas veces tienden a tirar la toalla más rápidamente de lo que puedan ver los resultados y ante la primer decepción se rinden. Pero porque sucede tanto esto?

Esta historia seguramente es la de miles de emprendedores hispanos que en busca de una opción solo encuentran decepciones una tras otra, y la verdad es que esto podría haberlo evitado si me hubiera informado y capacitado, si yo hubiera utilizado toda esta motivación inicial y esa excitación emocional del principio para hacerme con mis sueños pero a través de una inversión personal, como lo es la capacitación, yo no estaría contando ahora, años mas tarde como logré el éxito, estaría contando como desde el principio lo logré.

Entonces mi mensaje es simple:
Use su motivación para llevar sus sueños de emprendedor hacia una meta
específica pero utilizando la información y capacitándose de entrada para evitar
historias como la mía y para encontrar el éxito al primer intento. No se deje
vender ideas, no dejen que usen su motivación para que otros ganen y Usted
pierda.

Haga converger sus creencias con los negocios en Internet, pero
apuntálelas con sistemas que funcionen y que estén demostrados en la experiencia
de quien lo dice.

Y por favor, recuerde que el valor más importante que
va a tener su futuro negocio es Usted mismo, y aunque sueñe trillado o muy
abstracto, considero que esto es existencial. Porque hoy mis negocios no son
lo que son porque tienen un buen Newsletter, un buen sitio web o un buen
producto para vender, son excelentes porque pongo todo de mí, mis experiencias,
mis opiniones, mis estrategias y mis creencias.
Seguramente Usted también
las tiene y ése, ése es el factor más importante que debe resguardar y
potenciar.


- Por Alexander Bobadilla para Emprendelo.com.ar

0 comentarios COMENTALO!:

Publicar un comentario

Comenta con moderación. Por Favor No Hagas Spam. Si vas a publicar un enlace elije la opción "nombre/url". No publiques datos personales que puedan comprometer tu seguridad. Los comentarios que no cumplan con estas directrices serán moderados. Gracias.

Facebook:

Lo más leído...